21 km Sports

Empieza a correr

Running y las mujeres embarazadas

Aunque existen muchas creencias equivocadas acerca de que las mujeres embarazadas no pueden hacer un deporte como correr. Hay que decir que sí, que pueden, pero es muy recomendable que éstas hayan practicado el running al menos seis meses antes de haber quedado embarazadas.

Consejos para mujeres embarazadas en el running

Running y las mujeres embarazadas

Es importante tener en cuenta que antes de comenzar los entrenamientos es vital consultar al médico, ya que será quien mejor nos asesore y nos indique si la práctica de este ejercicio pudiera afectar al embarazo, pero por norma general no suele haber problema.

Durante el primer trimestre del embarazo todo sucede como si no se estuviera en estado, a excepción de las náuseas, vómitos y mareos que pueden llegar a tener algunas mujeres. Aparte de ello todo podrá seguir siendo igual, es decir, que se pueden seguir haciendo las mismas rutinas de ejercicio.

Eso sí, hay que tener cuidado de no sobreentrenar o realizar demasiados esfuerzos dado que un aumento notable de la temperatura del cuerpo podría incluso llegar a afectar al feto y no queremos que eso suceda.

Cuando llega el segundo trimestre del embarazo ya se va notando más el abdomen, pero no hay limitaciones para correr, siempre con sentido común y fijándonos bien en cuáles son las señales que va dando el cuerpo. Es importante no forzarlo al máximo en las salidas a correr.

En el tercer trimestre las cosas ya son diferentes, el cuerpo está completamente cambiado y las mujeres suelen sentirse menos flexibles, les cuesta más moverse debido al peso y en ocasiones a veces les cuesta respirar.

Si se está acostumbrada a hacer ejercicio, se puede continuar haciéndolo en este tercer trimestre, pero prestando más atención aún a las señales del cuerpo. Se debe bajar la intensidad de las carreras, la distancia de las rutas y a veces, en lugar de correr, los expertos recomiendan hacer power walk o largas caminatas para sustituir a los impactos del running en las piernas.

Recomendaciones para embarazadas

Hacer ejercicio físico no es malo para las mujeres embarazadas, sino todo lo contrario, pero debe tenerse la máxima precaución, como por ejemplo correr siempre sobre pavimento plano y en caso de una caída hay que procurar caer de lado o hacia atrás, para evitar cualquier clase de golpe sobre el abdomen.

El calzado debe ser adecuado para la práctica de este deporte así como la ropa, la cual no debe quedar ajustada en la zona del abdomen, por eso siempre es mejor llevar ropa holgada así como un sujetador cómodo como pueden ser los deportivos.

Hay que hidratarse correctamente, tanto antes como durante y después de la actividad física. Si es posible hay que llevar un pulsómetro para evitar pasar de las 140 pulsaciones por minuto y se deben evitar las horas más calurosas del día para hacer deporte para evitar un peligroso aumento de la temperatura que pudiese afectar al feto.

Ahora ya sabes, estar embarazada no es limitación para practicar running y mucho menos si se siguen consejos como estos.